Árbol agobiado



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas tardes de San Juan:

Llevo una temporada con sobrecarga emocional y laboral, y el otro día me encontré con mi sosias (ya conocéis mi identificación con los seres vegetales en general y con los árboles en particular). Fue verlo y sentir que era mi espejo en ese momento:
un árbol sin espacio, desbordado, harto…

Al examinarlo, me di cuenta y que había encontrado la solución, soltando las raíces por la parte trasera y rompiendo el cemento.

Y me planteé varias cuestiones, ya que la metáfora estaba servida en vivo y en directo: ¿Qué puedo hacer yo para tener más espacio? ¿Qué es el cemento que me rodea? ¿Cómo puedo romper la piedra y encontrar la salida? ¿Cuáles serían mis raíces?

El día ya no fue el mismo, claro. Ya estaba sonriendo.

Mi bendición, un saludo.

Virgiñita.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *