El cerebro encapotado

El cerebro encapotado

Buenos días y bienhallada, bienhallado:   Me alegro mucho de volver a escribir y de que puedas leerme.    He pasado unos días con vértigo: cada vez que intentaba incorporarme de la cama, me daba vueltas la cabeza y necesitaba postrarme de nuevo. Como estoy embarazada...
Cuando el miedo asoma

Cuando el miedo asoma

Buenos días y bienhallado, bienhallada: ¿Qué tal estás? Te deseo una etapa llena de siembra, cosecha y frutos .    Escribo felizmente acompañada de las Sinfonías de Haydn, 92 «Oxford», 94 «Sorpresa» y 96 «Milagro».   Me he dado cuenta de que hacía tiempo que no...