Los lazos que nos unen

Buenos días: ¡Por fin vuelvo al blog!. El martes realicé el mandala que ilustra y refresca esta entrada. Tiene algo que me impele a mirarlo constantemente, así que he pensado que mejor que aquí no va a estar en ningún sitio. Así que vamos metiendo los pies en el agua helada del post genealógico que… Seguir leyendo Los lazos que nos unen

La indignación de ser un número

Buenos días y bienhallad@: Comienzo con mis disculpas habituales por la falta de entradas, sumergida de nuevo en una bruma cerebral durante varios días.  Confío en que el post de hoy compense la espera; lo concebí ayer, después de digerir una noticia de este mismo lunes: me llamó una amiga, que desempeña desde hace varios… Seguir leyendo La indignación de ser un número