Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas tardes y bienhalladas:


¡Qué ganas tenía de escribir en el blog! Hacer aquí mis aportaciones supone tener un rato para las entradas, subir las fotos… y trabajo previo pensado.

Si coincide que tengo tantas ocupaciones que no he reflexionado nada interesante para poner aquí (lo urgente arrastra a lo importante) o bien no tengo ni siquiera media hora para dedicarme a mí misma… Una entrada, para mí, siempre es una excelente señal. Y una etapa sin ellas, como ahora, un síntoma de que necesito decidir de cuáles de mis tareas puedo y elijo prescindir para oxigenarme.

Estoy finalizando un curso titulado Gestión de Proyectos, y me está siendo muy útil e interesante. Para empezar, me he dado cuenta de varias cosas, siendo la más importante que hay tantas acciones que realizar hasta llevar a cabo cualquier proyecto que es fácil quedarse por el camino. Una hilera de acciones, como un punto de ganchillo hasta que realizas la mantelería requiere disciplina y, sobre todo, que tengamos muy clara cuál es nuestra misión.

Continuar cuando crees que nada brota, cuando el invierno se alarga demasiado requiere una dosis descomunal de optimismo. Permanecer incluso ciega a los obstáculos, tocada por la seguridad de la vibración interior, la certeza de que lo que hago es lo mejor que hacer.

Dilucidar cuál es nuestra misión es abrir un claro en las nubes.

Podemos, como el Patito feo, sufrir necesidades, dormir sin techo, pasar hambre… El optimismo congénito, derivado del afán de supervivencia humano, y el optimismo elegido conscientemente, nos invitan a dar un paso más pese al agotamiento, a esperar agazapadas tiempos mejores… nos brinda la esperanza para seguir luchando por nuestros sueños.

Somos personas válidas, tenemos mucho que aportar a la sociedad, a la historia y al mundo. ¿Y si damos un paso más? Cada día uno. Un paso pequeño es suficiente.

Y, cuando llegue la primavera, el amanecer, estaremos vivas y dispuestas a lanzarnos sobre la primera oportunidad que pase y que nos permita continuar hacia nuestros sueños.

Todo, dando un paso cada día.

Puedes preguntarte para empezar: ¿Qué puedo hacer hoy para acercarme a mis sueños?

Un abrazo. 

Virginia Castanedo

Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
Te escucho en hola@elcaminocreativo.com
679 664 693

Artículos relacionados con ¿Y si damos un paso más?

Vivir y ahondar en las emociones que duelen para abarcar la experiencia humana completa

Vivir y ahondar en las emociones que duelen para abarcar la experiencia humana completa

Cómo utilizar los cuentos para reescribir tu biografía y crecer

Cómo utilizar los cuentos para reescribir tu biografía y crecer

Sígueme en las redes sociales